Reparto de gastos de la instalación del ascensor: Sentencia de 23 de diciembre de 2014.

gastos instalación asecnsor

Parece lógico que los propietarios de los bajos o de los locales no tengan que soportar el pago de la instalación del ascensor ya que ellos no lo disfrutan. Sin embargo esto no es lo que la jurisprudencia dice.

En efecto, aunque parezca sorprendente, el reparto de gastos cuando se realiza la instalación del ascensor se tiene que realizar conforme a las cuotas de participación que tiene cada propiedad, ya que el ascensor es un elemento común, aunque el artículo 9.1 e) de la LPH diga que los propietarios deben:

“Contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización.”

Con la lectura del artículo parece que el gasto derivado de la instalación del ascensor podría ser susceptible de individualización a los propietarios de los pisos que necesiten ese servicio, por lo que sólo deberían pagar los que lo utilizan. Eso sería lo lógico, lo que dice la ley, pero en la práctica esto no es así, ya que el Tribunal Supremo interpretó en su discutida sentencia del 29 de mayo de 2009 lo siguiente; (esta sentencia se comenta en el artículo del reparto de gastos de los garajes).

“Para que quepa considerar como individualizables determinados gastos, es preciso que se determine la exclusión en el Título Constitutivo, o, en su caso, en los Estatutos comunitarios y, también, es factible su decisión en Junta de Propietarios mediante acuerdo tomado por unanimidad.

Esta sentencia establce que para que se entienda que un gasto es individualizable al propietario que se beneficia del servicio en cuestión debe haber habido un acuerdo en junta o en el titulo constitutivo a tal efecto. Si no lo ha habido, aunque el propietario de hecho se beneficie del servicio, participará en los gastos comunes según su cuota de participación.

Mayoría necesaria para acordar que se pague el ascensor sin cuotas de participación.

En la sentencia de 23 de diciembre de 2014 se debatía si el acuerdo por el que se establecía el reparto del pago del ascensor de una manera distinta a la que resulta de aplicar los porcentajes de participación de cada piso,  se debía aprobar por unanimidad o por mayoría de 3/5 (que es la misma mayoría que la que se necesita para aprobar la instalación del ascensor). Se acordó por mayoría de 3/5 que los propietarios de los locales no pagaban, los del piso primero pagaban un 10%, los del segundo un 20% y así sucesivamente.

Se resuelve por parte del Tribunal Supremo que dicha mayoría fue la correcta y el acuerdo válido, ya que había doctrina jurisprudencial clara en este aspecto:

“Para la adopción de acuerdos que se hallen relacionados con el acuerdo de instalación de un ascensor, aunque impliquen la modificación de lo que viene en los estatutos, se exige la misma mayoría que la LPH exige para tal acuerdo (3/5).

En este caso además, el acuerdo no supuso un grave perjuicio para el vecino que no tuviera obligación de soportar (abuso de derecho), no hubo un grave perjuicio (artículo 18.1 c) LPH) por lo que el acuerdo repartiendo los gastos de la instalación del ascensor de manera distinta a la que figuraba en las cuotas de participación fue totalmente válido, pero recordamos que en caso de no haber acuerdo cada propietario deberá pagar los gastos del ascensor según su cuota de participación aunque no haga uso del mismo.

Un comentario en “Reparto de gastos de la instalación del ascensor: Sentencia de 23 de diciembre de 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *