¿Qué ocurre si el Presidente de la comunidad se niega a firmar el acta?

es necesario que el presidente de la comunidad firme el actaLa firma del Acta de la Junta de Propietarios y la validez de los acuerdos adoptados

Una de las obligaciones que establece el artículo 19 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH en adelante) es que el Acta de la Junta de Propietarios esté firmada por parte del Presidente y el Secretario de la Comunidad. Esto se conoce como “cerrar el acta”, dar constancia de que el acuerdo ha sido adoptado. Esta exigencia, aunque parezca sorprendente, desemboca en un gran foco de dudas y conflictos a los que nos enfrentamos en nuestro día a día como administradores de fincas en Madrid.

Pues bien, acudiendo al art. 19 LPH  nos encontramos con que nos dice que el acta deberá ser firmada por el secretario y el presidente, o bien al terminar la Junta o bien en un plazo de 10 días tras ella. Siendo esto cierto, reiterada jurisprudencia establece que este es un defecto formal que debe subsanarse, pero no por ello se invalidan las decisiones de la Junta. La voluntad de los propietarios no queda anulada por no estar firmada el acta, de forma que los acuerdos tomados en Junta seguirán siendo válidos a pesar de la falta de la firma. Así lo considera la Sección 6ª de la Audiencia Provincial de Valencia en su Sentencia de de 11 de enero de 2013.

Es más, este formalismo se subsana en el momento de la ratificación del acta por la siguiente Junta, de manera que no puede anularse un acuerdo en Junta por la falta de este requisito. Si además el defecto ha sido subsanado por el Presidente y el Secretario (o sólo por el presidente en caso de no haber secretario), no cabe interponer recurso alguno. El propio Tribunal Supremo ha consolidado esta doctrina, desde hace tiempo, como lo establece en su Sentencia del 7 de marzo de 2002, o en la más reciente Sentencia de la Sala 1ª, de 20 de abril de 2015:

“no se discute que la voluntad plasmada en el acuerdo impugnado fue ratificada por dos veces durante el año siguiente en sendas juntas […], en las que se manifestó una voluntad transparente, amplia y claramente mayoritaria de los propietarios, la conclusión no puede ser otra que la artificiosidad del conflicto […] que sólo puede entenderse a partir de empeños personales de lograr parcelas de poder en la comunidad más que por verdadera necesidad de tutela judicial”.

De esta manera el Supremo nos ha venido a decir que lo acuerdos serán válidos en función de si los acuerdos han sido votados por las mayorías y cuotas exigidas por la LPH, y han sido convenientemente ratificados en Juntas posteriores, y no por el hecho de haber sido firmados por el Presidente y el Secretario, independientemente del motivo por el cual no firmaron.

En caso de que alguno de los casos se niegue a firmar el acta, lo recomendable será abrir una diligencia explicando los motivos por los que se niega a firmar, pero sin que este hecho por sí solo tenga repercusión alguna.

4 comentarios en “¿Qué ocurre si el Presidente de la comunidad se niega a firmar el acta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *