Acuerdos nulos y anulables en comunidad de propietarios, ejemplos

ejemplos acuerdos nulos y anulables comunidad de vecinos

La diferenciación entre acuerdos nulos y anulables puede tener terribles consecuencias prácticas, ya que de ello depende que el acuerdo tenga que impugnarse en un plazo de hasta un año que marca la Ley de Propiedad Horizontal, o bien, el acuerdo no tenga plazo de impugnación.

“La gran diferencia, según la sentencia de 5 de marzo de 2017 estriba en si el acuerdo fue contrario a la LPH, caso en el que será anulable, o si el acuerdo contradice cualquier otra ley, caso en el que será nulo de pleno derecho.”

Ejemplos de acuerdos nulos y anulables en comunidades de propietarios:

Acuerdo que tiene que ser aprobado por unanimidad y se hace por mayoría

En este caso, el plazo será de un año desde que se entrega el acta a los ausentes y desde la fecha de la junta para los presentes en ella, ya que el acuerdo es anulable por ser contrario a la Ley de Propiedad Horizontal. No es nulo porque no contradice ninguna otra ley.

Contratar a un vecino como servicio de limpieza, sin seguridad social.

En este caso se trataría de un acuerdo nulo de pleno derecho, puesto que el acuerdo afecta de manera directa a otras normas (Ley General de la Seguridad Social) trascendiendo de la Ley de Propiedad Horizontal.

Acordar que los propietarios morosos no puedan hacer uso de los elementos comunes, acuerdo nulo

En el caso que un vecino sea privado del uso o utilización de elementos comunes por ser moroso,  se tratará de un acuerdo nulo de pleno derecho, sin plazo para impugnarlo, puesto que afecta a las normas más elementales sobre propiedad estipuladas en el Código Civil y Constitución, además podría ser un delito de coacciones recogido en el Código Penal.

Cualquier acuerdo comunitario que contradiga normas administrativas es nulo

Por ejemplo, en el caso de que los vecinos acuerden no contratar un seguro para la comunidad de vecinos, cosa que es obligatoria en Madrid por el imperativo del art.24 de la Ley Madrid 2/1999, de 17 de marzo, de Medidas para la Calidad de la Edificación:

Artículo 24. Seguros. Todo edificio deberá estar asegurado por los riesgos de incendios y daños a terceros.

El incumplimiento de esta norma llevará aparejada la multa de 60.101,21 a 150.253,02 €, por ser considerada en el artículo 26 apartado g) como una infracción muy grave.

Cualquier duda añadida sobre el plazo de impugnación de acuerdos realizados en junta de propietarios estaremos encantados de atenderle.

Javier Espín Granizo, Abogado especializado en D. civil y LPH, Administrador de Fincas

TLF:674726308

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *